domingo, 27 de noviembre de 2016

CALENDARIO DE ADVIENTO 2016






SANTORAL DE HOY DOMINGO 27 DE NOVIEMBRE DEL 2016

Jacobo de Persia, Santo
Mártir, 27 Noviembre
Bronislao Kostkowski, BeatoBronislao Kostkowski, Beato
Seminarista, 27 Noviembre
Delfina, BeataDelfina, Beata
Viuda, 27 de noviembre
Francisco Antonio Fasani, SantoFrancisco Antonio Fasani, Santo
Presbítero Franciscano, 27 de noviembre
Bernardino Amici de Fossa, BeatoBernardino Amici de Fossa, Beato
Predicador y Escritor Franciscano, 27 Noviembre
Nuestra Señora de la Medalla MilagrosaNuestra Señora de la Medalla Milagrosa
Advocación Mariana, 27 de noviembre

NUESTRA SEÑORA DE LA MEDALLA MILAGROSA, 27 DE NOVIEMBRE


Hoy 27 de noviembre es la Fiesta de la Virgen de la Medalla Milagrosa


 (ACI).- "Haz que se acuñe una medalla según este modelo. Todos cuantos la lleven puesta recibirán grandes gracias. Las gracias serán más abundantes para los que la lleven con confianza", dijo la Virgen María a Santa Catalina Labouré un 27 de noviembre de 1830.

En la aparición, la Madre de Dios estaba con una túnica blanca y un velo del mismo color que cubría su cabeza hasta los pies. Su rostro era bellísimo. Los pies se posaban sobre un globo blanco y aplastaban una serpiente.

Sus manos, a la altura del corazón, portaban un globo pequeño de oro, coronado con una crucecita. En los dedos aparecieron anillos con piedras preciosas que brillaban y alumbraban en toda dirección.


La Virgen miró a Santa Catalina y le dijo: “este globo que ves (a los pies) representa al mundo entero, especialmente Francia y a cada alma en particular. Estos rayos simbolizan las gracias que yo derramo sobre los que las piden. Las perlas que no emiten rayos son las gracias de las almas que no piden”.


El globo de oro que tenía la Virgen entre manos se desvaneció y sus brazos se extendieron abiertos, mientras los rayos de luz continuaban cayendo sobre el globo blanco de los pies.

De pronto apareció una forma ovalada en torno a la Virgen con una inscripción en el borde interior que decía: "María sin pecado concebida, ruega por nosotros, que acudimos a ti".

Las palabras formaban un semicírculo que iniciaba a la altura de la mano derecha, pasaba por arriba de la cabeza de María y terminaba a la altura de la mano izquierda. Es aquí donde la Virgen le pide a Catalina que acuñe una medalla según lo que está viendo.

La aparición dio media vuelta y en el reverso estaba una “M” con la cruz sobre una barra, la cual atravesaba la letra. Debajo estaban el corazón de Jesús, circuncidado con una corona de espinas, y el corazón de la Virgen María, traspasado por una espada. Alrededor había doce estrellas.


La manifestación se repitió hacia fines de diciembre de 1830 y a principios de enero de 1831. En un principio la medalla era llamada “de la Inmaculada Concepción”, pero cuando se expandió la devoción y se produjeron muchos milagros, se le llamó “La Medalla Milagrosa”, como es conocida hasta nuestros días.



ORACIÓN A SAN NICOLÁS DE BARI

IMÁGENES DE SAN NICOLÁS DE BARI




















































NOVENA A SAN NICOLÁS DE BARI, 27 NOVIEMBRE AL 5 DE DICIEMBRE


Hoy 27 de noviembre se inicia la Novena a San Nicolás, patrono de los niños, marineros y viajeros



 (ACI).- El próximo 6 de diciembre la Iglesia celebrará la fiesta del Obispo San Nicolás de Bari, patrono de los niños, marineros y viajeros. Por ello, cercanos a esta gran festividad, aquí una novena para pedir su intercesión.

Todos los días se repiten las mismas oraciones:

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Himno


Desde este mar tormentoso, oh Padre San Nicolás, conduce al puerto seguro desde la patria celestial. De las luchas de la vida y mortales tempestades sálvanos por tu favor y virtudes singulares. Siempre acudes en socorro de cuantos tu auxilio imploran. Enfermos y navegantes, pobres o ricos te invocan. Por tu santidad eximia e intercesión poderosa, haz que elegidos seamos a la eternidad dichosa. A los fieles que devotos tu culto propagamos, haznos merecer la gloria amando a nuestros hermanos. Amén.
Oración de petición

¡Oh glorioso San Nicolás! Desde aquella morada de luz, en que gozas de la presencia divina, vuelve piadoso tus ojos hacia mí, y alcánzame del Señor aquellas gracias y auxilios convenientes a mis presentes necesidades, tanto espirituales como corporales, y en particular la gracia (mencionar aquí la intención de la novena), si es que conviene para mi eterna salvación.

Protege también, oh Santo Obispo, a nuestro Sumo Pontífice, a la Iglesia y a todo el pueblo cristiano. Conduce al camino recto de la salvación a los que viven sumidos en el pecado, o envueltos en las tinieblas de la ignorancia, del error y de la herejía.

Consuela a los afligidos, socorre a los necesitados, conforta a los pusilánimes, defiende a los oprimidos, asiste a los enfermos; y haz que todos experimenten los efectos de tu intercesión ante el Señor, quien es el dispensador de todos los bienes. Amén.

Súplica

¡Oh bienaventurado San Nicolás de Bari! Al que acuden las familias, los pobres, los enfermos, los comerciantes, los empleados, los presos, los niños, las doncellas en peligro;


Yo, humildemente te pido me alcances la gracia que de ti espero, confiado en tu valiosísima protección, la que nunca niegas a tus devotos, para que favorecidos por tus bondades, cantemos una vez más las misericordias del Señor, y las maravillas de sus santos. ¡Providentísimo San Nicolás! no me abandones.

Oración final

Imploramos, Señor, suplicantes, tu misericordia, y por intercesión de San Nicolás, Obispo, guárdanos de todos los peligros para que se nos muestre expedito el camino de salvación. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

viernes, 25 de noviembre de 2016

SANTA CATALINA DE ALEJANDRÍA, 25 DE NOVIEMBRE


Hoy 25 de noviembre se celebra a Santa Catalina de Alejandría, patrona de las solteras y estudiantes


 (ACI).- "¡Señor Jesús, te suplico me escuches, a mí y a cuantos a la hora de su muerte, recordando mi martirio, invoquen tu nombre!", dijo Santa Catalina de Alejandría antes de morir y después de convertir a muchos eruditos romanos, según señala la tradición. Esta valiente mujer es patrona de las solteras, estudiantes y su fiesta se recuerda este 25 de noviembre.

Según la Parroquia Santa Catalina de Alejandría de Madrid, España, la Santa fue hija del Rey Costo y desde muy pequeña estudió las artes liberales. Más adelante quedó huérfana y el César Maximino por el 310 ordenó que se ofrecieran sacrificios a los dioses, castigando duramente a los que se rehúsaban.

Santa Catalina se presentó ante Maximino y debatió con él sobre el creador del mundo y las leyes que lo rigen. El César, impresionado por su belleza y sabiduría, mandó a llamar secretamente a los más sabios del imperio.


Catalina se aferró a la oración y los eruditos no sólo quedaron atónitos con los argumentos irrebatibles de la joven, sino que incluso se convirtieron al cristianismo.

El tirano entró en cólera y los condenó a la hoguera. Luego Maximino le propuso a Catalina ser su primera dama, pero ella lo rechazó. Por lo que fue azotada y encerrada en un calabozo sin comer.

La emperatriz y el general Porfirio quedaron sorprendidos al ver la prisión iluminada por los ángeles que le curaban las heridas a Santa Catalina, quien les habló de la doctrina cristiana y los convirtió, junto a muchos soldados.

El César esta vez le propuso ser reina, pero la Santa eligió seguir consagrada a Cristo y rechazó ofrecer sacrificios a dioses paganos. Entonces los prefectos del emperador idearon unas ruedas con clavos y cuchillas para matarla, pero la Catalina oró y la máquina saltó en mil pedazos. Algunas historias señalan que se destruyó por un rayo.

La emperatriz recriminó al emperador por su crueldad, quien molesto ordenó que le arrancaran de cuajo los pechos y le cortaran la cabeza. El general Porfirio enterró el cuerpo y fue ante Maximino para decírselo. Allí reconoció que él también era cristiano, así como la mayoría de los presentes. El tirano, ciego de ira, mandó a degollar a todos.


El César intentó otra vez seducir a Catalina y le ofreció compartir el trono, pero fue nuevamente rechazado. De esta manera, Catalina fue condenada a muerte. Una espada cercenó su cabeza y los ángeles trasladaron su cuerpo al Monte Sinaí.

En ese lugar, donde Moisés habló con Dios en la zarza ardiente, en el siglo IV, la emperatriz Helena mandó construir una capilla. Dos siglos más tarde, el Emperador Justiniano erigió el Monasterio de Santa Catalina, considerado el monasterio cristiano más antiguo del mundo.

En la biblioteca se custodia un escrito de Mahoma que ofrece protección al recinto ya que él fue acogido en el Monasterio para que escapara de sus enemigos. En el 2000, San Juan Pablo II inició allí su peregrinaje jubilar por Tierra Santa.

SANTORAL DE HOY VIERNES 25 NOVIEMBRE 2016

Isabel Achler, BeataIsabel Achler, Beata
Reclusa Franciscana, 25 de noviembre
Santiago Meseguer Burillo, BeatoSantiago Meseguer Burillo, Beato
Mártir Dominico, Noviembre 25
Jacinto Serrano López, BeatoJacinto Serrano López, Beato
Mártir Dominico, Noviembre 25
Beatriz de Ornacieux, BeataBeatriz de Ornacieux, Beata
Monja Cartuja, Noviembre 25
Garcia, SantoGarcia, Santo
Abad, Noviembre 25
Luis Beltrame Quattrocchi y María Corsini, BeatosLuis Beltrame Quattrocchi y María Corsini, Beatos
Memoria conjunta, 25 de noviembre
Catalina de Alejandría, SantaCatalina de Alejandría, Santa
Memoria Litúrgica, 25 de noviembr

NOVENA A SAN FRANCISCO JAVIER, DEL 24 NOVIEMBRE AL 2 DICIEMBRE


Novena a San Francisco Javier, patrono de las misiones
24 de noviembre al 02 de diciembre


 (ACI).- “Si en esas islas hubiera minas de oro, los cristianos se precipitarían allá. Pero no hay sino almas para salvar", dijo en una ocasión San Francisco Javier, patrono de las misiones, mostrando así su ardor por evangelizar en las Indias.

Cercanos a la fiesta de este gran jesuita, que se celebra cada 3 de diciembre, les compartimos una novena que según se cuenta se inició por algunos milagros obrados por intercesión del Santo.

Uno de ellos es el siguiente: se dice que mientras se adornaba un altar para la fiesta de la Inmaculada Concepción de 1633 en Nápoles, un martillo cayó desde los andamios e hirió mortalmente en la sien al jesuita P. Marcelo Mastrilli.

La salud del presbítero fue decayendo día a día y sus hermanos se preparaban para darle la extremaunción unción, sin posibilidad de darle el viático porque el enfermo no podía ni siquiera beber una gota de agua. Sin explicación alguna y ante el asombro de todos, el P. Mastrilli de pronto se levantó sano y recuperado. La herida había desaparecido y la cicatriz no se notaba.  

Muy de mañana celebró la Misa y dio la comunión a muchas personas que acudieron a ver lo que había sucedido. El sacerdote subió al púlpito y contó que al verse herido y sin esperanza de vida, hizo una promesa en honor a San Francisco Javier: iría de misiones si se recuperaba.

Cierta noche se le apareció el Santo, lo animó a cumplir su voto y a ser mártir en Japón. Eso efectivamente sucedió varios años después. Tras la aparición, el sacerdote recomendó la especial ayuda de San Francisco Javier a cuantos lo invocaran y exhortaba a rezarle una novena.

Más adelante, el P. Alejandro Filipucci, también curado por la intercesión del Santo en 1658, compuso la “Novena de la Gracias”, una oración muy conocida que presentamos a continuación.

Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Acto de Contrición

Señor mío Jesucristo, Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío; por ser vos quien sois, bondad infinita, y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberos ofendido; también me pesa porque podéis castigarme con las penas del infierno. Ayudado de vuestra divina gracia, propongo firmemente nunca más pecar, confesarme y cumplir la penitencia que me fuere impuesta. Amén.

Oración para todos los días

Amabilísimo y amantísimo Santo: adoro contigo humildemente a la Divina Majestad y le doy gracias por los singulares dones de gracia que te concedió en vida y por la gloria de que ya gozas. Te suplico con todo el afecto de mi alma, me consigas por tu poderosa intercesión, la gracia importantísima de vivir y morir santamente. Te pido también me alcances la gracia especial que pido en esta novena... 

(Aquí se piden las gracias espirituales y temporales que se desean). 

Y si lo que pido no conviene a mayor gloria de Dios y bien de mi alma, quiero alcanzar lo que para eso fuere más conveniente. Amén.

Un Padrenuestro, Avemaría y Gloria.


Oración final

(Se puede terminar con la siguiente oración atribuida a San Francisco Javier)

Eterno Dios, Creador de todas las cosas: acuérdate que tú creaste las almas de los infieles, haciéndolas a tu imagen y semejanza.

Mira, Señor, como en deshonra tuya se llenan de ellas los infiernos. Acuérdate, Padre celestial, de tu Hijo Jesucristo, que derramando tan liberalmente su sangre, padeció por ellas. No permitas que sea tu Hijo por más tiempo menospreciado de los infieles, antes aplacado con los ruegos y oraciones de tus escogidos los Santos y de la Iglesia, Esposa muy bendita de tu mismo Hijo, acuérdate de tu misericordia, y olvidando su idolatría e infidelidad, haz que ellos conozcan también al que enviaste, Jesucristo, Hijo tuyo, que es salud, vida y resurrección nuestra, por el cual somos libres y nos salvamos; a quien sea dada la gloria por infinitos siglos de los siglos. Amén.

Oración. Oh Dios, que quisiste agregar a tu Iglesia las naciones de las Indias por la predicación y por los milagros de San Francisco Javier: concédenos que, venerando la gloria de sus insignes merecimientos, imitemos también los ejemplos de sus heroicas virtudes. Por nuestro Señor Jesucristo, que vive y reina contigo por los siglos de los siglos. Amén.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...